CAMPAÑA VASECTOMÍA: UNA ALTERNATIVA DE ANTICONCEPCIÓN MASCULINA

Como parte del cambio sociocultural que ha experimentado Chile, hoy las parejas ya no entregan toda la responsabilidad de la anticoncepción a la mujer sino que este tema se ha convertido en una tarea compartida.
Es así, como hoy la Vasectomía es una alternativa cada vez más usada como método de anticoncepción masculino más segura y efectiva.

¿En qué consiste este procedimiento de la vasectomía?

La vasectomía es una cirugía sencilla, que no dura más de 30 minutos, poco invasiva y de bajo riesgo. En la mayoría de los casos, se puede realizar con anestesia local, de manera ambulatoria. La recuperación es muy rápida con un postoperatorio casi sin dolor, por lo que el paciente puede retomar sus actividades normales al día siguiente.
Esta intervención se realiza a través de una o dos incisiones de menos de un centímetro en el escroto, para interrumpir los conductos deferentes, que son la vía de salida de los espermatozoides desde los testículos. Luego de una vasectomía se debe realizar un 

espermiograma de control a los dos meses para confirmar que ya no quedan espermios en el semen y así confirmar la efectividad del tratamiento y dar de alta al paciente.

Al realizar una vasectomía, el volumen del semen no sufre ningún cambio, porque lo que viene de los testículos son sólo los espermatozoides, que es apenas el 5% del total del volumen eyaculado. Además, no provoca problemas sexuales, porque no afecta la erección ni el deseo sexual. Tampoco disminuye el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual.
Generalmente, se aconseja como método anticonceptivo masculino permanente a todas las parejas con paridad cumplida (que ya tienen el número de hijos planificados).
Reserva una hora con nuestros especialistas, quienes te examinarán y ofrecerán una opción de tratamiento a tu alcance.